deutsch
english
francais
italiano
espanol
Photo
LL Maiz

25 jul 2007, Adital

Investigadores piden la revocación de la liberación de maíz transgénico en Brasil

Los 38 signatarios de la carta dijeron que la autorización para la siembra comercial del maíz Liberty Link fue inoportuna, pues la CTNBio ni siquiera concluyó la discusión sobre la instrucción normativa y el debate que se asistió en la CTNBio sobre el maíz de la Bayer fue científicamente pobre y caótico desde el punto de vista metodológico. Y criticaron el hecho de que la autorización dada a la Bayer no ha tenido ningún rigor científico. Los datos utilizados por la CTNBio sólo tenían los argumentos ofrecidos por la propia multinacional.

La Comisión no exigió que la empresa realice estudio de impacto ambiental para los diversos ecosistemas del país, no escuchó los argumentos de sectores de la comunidad científica y de la sociedad brasilera que "se oponían a una liberación irresponsable y apurada del maíz transgénico", dice la carta. La CTNBio se rehusó en principio, inclusive, a realizar una Audiencia Pública sobre el tema, sólo lo hizo cuando la Justicia la obligó.

Los investigadores dijeron que la Comisión debe reunirse, pues como responsable de analizar los impactos socio-económicos sobre la población, debe evitar grandes perjuicios a la agricultura del país y en particular a la agricultura familiar, comunidades tradicionales y pueblos indígenas. Como el maíz es una planta de polinización cruzada, las características de una especie pueden ser transmitidas a otra, para evitar ese problema, los investigadores, destacan la necesidad de una política de coexistencia con los otros sistemas convencionales y agroecológicos: "Sin tal política, millones de agricultores brasileros podrán ser perjudicados al tener sus cultivos contaminados".

"La autorización para la liberación comercial del maíz de la Bayer en este marco de indefinición de reglas, procedimientos y responsabilidades por sus impactos ambientales y de salud viola, a nuestra manera de ver, compromisos asumidos internacionalmente por Brasil, como es el caso de la Declaración de Roma sobre la Seguridad Alimentaria Mundial, de 1996 y la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, de 1992, de las cuales Brasil es signatario", agregaron los investigadores en la carta.

A comienzos de julio, Anvisa (Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria) y el Ibama (Instituto Brasilero de Medio Ambiente y de Recursos Naturales Renovables) presentaron dos recursos al CNBS, en los cuales señalan irregularidades en la liberación comercial del maíz Liberty Link. En el recurso presentado por Anvisa, la Agencia critica los estudios utilizados para la evaluación de los impactos, pues los considera inadecuados e insuficientes para atestiguar la seguridad alimentaria y determinar los riesgos a la salud pública de los cultivos genéticamente modificados.

El Ibama señala la inexistencia de un estudio previo de impacto ambiental realizado en las condiciones del suelo y del clima del país, la ausencia de evaluación de riesgo, la ausencia de plan y procedimientos de coexistencia del cultivo de maíz genéticamente modificado sin contaminación de otros tipos de maíz e irregularidades procesales, como razones válidas para que la Comisión anule la decisión de la CTNBio.